Hola! Soy Cristina y estoy muy feliz de inaugurar esta ventana de conciencia en el Vergel de Can Mas Roig, proyecto promovido y sostenido por dos buenos amigos y mejores personas, Lourdes y Pau.

Muchas gracias a ellos por la invitación a asomarme.
¿Y porque digo que son buenas personas? Porque después de años comprometidos en el sector de los servicios sociales, aportando profesionalidad y capacidad transformadora, como dos valientes que son, se internan ahora en el Vergel con la misma actitud honesta, coherente y respetuosa hacia la tierra, como hacia las personas.

Espero que esta ventana sea fuente de inspiración, reflexión y, sobre todo, un espacio donde compartir nuestro sentir y propuestas. Una ventana abierta de par en par que facilite el intercambio de ideas,proyectos y experiencias. Las distancias aquí no son un asunto esencial, todas formamos parte de esta misma tierra, algo que en estos tiempos está quedando más claro que nunca.

Y sin más prólogo, que hoy he sentido necesario por ser el primer post, paso a compartiros algo de lo que se recolecta y cuece en el Vergel, así como información y propuestas que espero sean un soplo de aire fresco.

ESTRELLA INVITADA: LA SANDÍA
Hoy nuestra estrella invitada es la sandía, fruto indisociable del verano y que tan bien nos acompaña con los calores estivales. En el Vergel, nos lo regala una planta trepadora de la misma familia que los pepinos, las calabazas, el melón y la lufa. La planta tiene los tallos ásperos y peludos, provistos de zarcillos y hojas con cinco lóbulos. Las flores son amarillas, algunas son masculinas, otras femeninas. El fruto, de forma redondeada, puede ser muy grande y pesar unos 4 kilos, pero también crecen más pequeñas. De color verde por fuera, a veces con diferentes tonos y dibujos, la pulpa interior es carnosa, muy jugosa, de color rojo cuando está madura, muy refrescante y con pepitas negras, marrones o blancas, pero siempre con pepitas. En el Vergel de Can Mas Roig, Lourdes y Pau llevan recogidos y distribuidos en sus grupos de consumo unos cuantos kilos.

CURIOSIDADES
La sandía tiene su origen en el desierto de Kalahari, en el continente africano, donde aún hoy en día crece de forma silvestre. Se han encontrado evidencias arqueológicas de su cultivo en Egipto hace algo más de cinco mil años, desde donde se expandió en las fértiles márgenes del río Nilo y más tarde a los países mediterráneos.
Por estas tierras de aquí, nos referimos a la sandía o a la sindria (en catalán), pero me parece interesante mencionar algunos de sus otros nombres de pila, tan distintos para el mismo manjar. En algunas zonas de España se utilizan las palabras badea y albudeca para referirse a sandias de mala calidad y por extensión a personas flojas y cosas sin sustancia. En portugués la sandía es la pateca o melancia, en francés pastèque y en Venezuela, Colombia y otros países antillanos se la conoce como patilla. En Alemania e Inglaterra es considerada un melón de agua, wassermelone y watermelon respectivamente. En Italia, dependiendo de laregión es anguria, cocomero o mellone  d’acqua.
En cualquier caso, la sandía es una de las frutas con más contenido de agua en su composición y apenas calorías (30 por cada 100 gramos aproximadamente). Su principal nutriente son los hidratos de carbono y aporta vitamina C y A. Es ligeramente diurética, o no tan ligeramente, y contiene mucho licopeno, un pigmento que también podemos encontrar en las zanahorias, tomates, pimientos rojos, papayas, perejil y habas y está considerado un antioxidante, del que tanto se habla últimamente. Quizás por ello la podemos encontrar como ingrediente de cremas de cara, mascarillas y tratamientos para la piel, indicada especialmente para su hidratación y el tratamiento del acné. Hacerse una mascarilla casera no es difícil y si queréis, en otro post os puedo enviar alguna receta, aunque en internet encontráis buenas ideas.
Para finalizar con las curiosidades, deciros que la sandía tiene una estrecha relación con el mundo del arte. Es protagonista de numerosos bodegones siendo en Mexico un símbolo de identidad cultural. Como ahora mismo no se si es adecuado reproducir sin permiso imágenes de obras pictóricas, os invito a que naveguéis por internet y busquéis algunos bodegones de Diego Rivera, Rufino Tamayo y Frida Kahlo entre otras. De ésta última es famosa la potente imagen de una sandía abierta con Viva la Vida escrito en su rojiza pulpa.
LA RECETA
Infinitas son las posibilidades que la versátil sandia nos ofrece en la cocina. Sopas, cremas, gazpachos,troceada en cubitos para ensaladas, helados, sorbetes, base de originales sushi o simplemente al natural como tentempié. Hoy os voy a compartir una bien fácil y sabrosa que hacemos a menudo en Chez Mompeat.
GAZPACHO VERMILLÓN
Una receta que combina a la perfección con el calor, cuando el cuerpo pide líquidos, bajar el ritmo y
comer platos que necesiten poco trabajo digestivo. El cuerpo es sabio, escucharlo y atenderlo una muestra de inteligencia.
Este gazpacho lleva poco tiempo de elaboración en cocina y servido fresquito, que no helado (los
alimentos helados no favorecen la digestión, precisamente), cae muy bien.

INGREDIENTES
• Media sandia eco del Vergel de Can Mas Roig, a poder ser
• Dos o tres bulbos de remolacha eco previamente cocidos y pelados
• Un pepino mediano del Vergel, pelado y sin semillas, previamente cortado en dados y colocado
en un colador con sal largo rato para que “sude” y hacerlo así más digestivo
• Una cucharada de postre de vinagre de umeboshi de BioSpirit
• Una cucharada de postre de vino de arroz de BioSpirit
• Sal, no mucha pero de buena calidad y lo menos procesada posible, hoy utilizo la de Soria
Natural.
• Aceite de oliva bueno, un chupito o dos
• Pizca de pimienta negra molida al momento
• Toque de una hierba aromática fresca, por ejemplo mejorana

PREPARACIÓN
Una buena actitud es fundamental. Cocinar con prisa, ocupada en pensamientos nocivos, sin atención al alimento que ha llegado a nuestra despensa ni a los instrumentos que nos facilitan su elaboración, da como resultado un gazpacho. Cocinar con agradecimiento a los alimentos y a quienes los han cultivado, con presencia, sintiendo los pies apoyados en el suelo, la espalda recta, la respiración suelta y la mente ocupada justo en lo que se está haciendo y nada más, da como resultado otro gazpacho. La experiencia me lo ha demostrado.

VAMOS A ELLO!
Troceamos la sandia y la remolacha en cubitos de uno o dos centímetros. A la sandia le quitamos las pepitas y después de tocar la remolacha nos lavamos las manos enseguida, o no, y se nos quedaran de un hermoso color morado un rato largo. Secamos bien el pepino, que estaba sudando con la sal en el colador.

Lo colocamos todo en un vaso o recipiente adecuado junto con el aceite de oliva y lo batimos todo bien, sin prisa pero a conciencia, para que quede bien cremoso, con textura aterciopelada.
En este punto yo lo pruebo con una cucharita larga, unas muy bonitas que tengo para este fin. Según mi paladar y teniendo en cuenta el de los comensales que se vayan a unir al gazpacho, añado el resto de ingredientes en proporción adecuada, excepto la aromática elegida. Ante la duda siempre es mejor quedarse corta de sal, pimienta y vinagres, dejarlo aposentar un ratito en la nevera y después volver a probar y rectificar si es necesario.

PRESENTACIÓN
Un paso fundamental en la cocina. La presentación, incluso cuando cocinamos solo para nosotras, es básico. Una muestra de cuidado y afecto hacia el alimento, hacia nuestro trabajo en cocina, hacia nosotras y hacia los otros comensales si los hubiere.
Cada una en su estilo, todas somos artistas, podemos decorar el plato como más nos apetezca y según lo que tengamos a mano en la nevera. Lleva solo unos segundos y puedo decir, también basada en la propia experiencia, que una presentación cambia los sabores, la digestión y el ánimo propio y ajeno.
Veréis en este gazpacho vermillón lo sencillo que es colocar una rodaja finísima de pepino en el centro del plato, unas gotas de aceite de oliva y unas flores y hojas de mejorana fresca.
Solo queda comerlo despacio, saboreándolo bien en boca para su salivación, sin ver las noticias ni
exponerse a otros estímulos estridentes y dejar que nos nutra y aporte frescor y todas sus propiedades.

HAZ SIEMPRE LO MEJOR QUE PUEDAS
Huelga decir que esta receta es abierta, como mi ventana, solo pretende inspirar tu amor por la cocina y tu imaginación. Si la sandia no es eco, procura que sea de kilómetro cero. Si no tienes mejorana puedes utilizar cualquier otra aromática que combine. En lugar de los vinagres que he utilizado puedes hacer servir de manzana u otro más convencional. Sino te gusta la remolacha puedes utilizar más sandia o más pepino o quizás un aguacate maduro. Deja volar tu imaginación y no dejes de hacer tu gazpacho vermillón por no tener los ingredientes exactos en tu despensa. Aunque, sino lo has hecho ya, te animo a probar los vinagres de umeboshi y arroz, que aportan al plato la chispa de vida de la que habla Frida Kahlo en su bodegón.

¡NOVEDAD! MERCADO SEMANAL
A partir de ya, además de poder recibir la cesta del Vergel a domicilio, os podéis acercar todos los
viernes a Cal Coix. A las puertas del antiguo hostal, que  en la actualidad funciona como restaurante y panadería «fleca» con su tradicional horno de leña , y con todas las medidas de seguridad actuales, Lourdes y Pau os acercan su excelente producto y la oportunidad de poner cara al proyecto. En estos días te pueden ofrecer, además de la esplendida sandía, berenjenas de dos colores (buenísimas!), calabacines, pepinos, judías verdes, cebollas, acelgas, lechugas, apio, zanahorias, puerros, calabazas, patatas de alta montaña, hierbas aromáticas, huevos frescos, mermelada de kumquat, pimientos, tomates y mucho más. Además, antes o después de llenar vuestra cesta para la semana, podéis disfrutar en Cal Coix de un sabroso desayuno de tenedor con pan de pagès cocido con leña. ¿Se puede pedir más?
NOS VEMOS

¡Gracias por entrar en mi ventana! No dejes de enviarnos noticias de como fue tu elaboración del

gazpacho vermillón o cualquier otra experiencia relacionada con el tema que quieras compartir. Así
crecemos todas.
La Ventana de Cristina
Cristina Mompeat LOGO DE INSTAGRAM https://instagram.com/cristinamompeat?igshid=wnor9fyi3u6k

MENCIONES
Vergel de Can Mas Roig – Enlace a web i instagram
Hostal de Cal Coix – INSTAGRAM http://(https://www.instagram.com/_cal.coix_/)
BioSpirit -WEB http://(www.biospirit.es) INSTAGRAM https://www.instagram.com/biospirit.es/

Soria Natural – WEB https://www.sorianatural.es/INSTAGRAM

Por favor acceder para comentar.